Enredadera

Hace ya seis años que detrás de una cerveza Angel J. Torres, Diego Hernández y yo decidimos impulsar desde la Sociedad Fotográfica Turolense el Festival Internacional de Fotografía Teruel Punto Photo.

Corría el año 2008 y en Teruel apenas se veía una exposición digna de fotografía, casi ningún curso interesante y tan sólo alguna actividad que la SFT organizaba. Era de locos embarcarse en algo así, la Sociedad Fotográfica no tenía ni dos años de vida, pero queríamos hacerlo, y hacerlo bien.

Buscamos ayudas, hasta debajo de las piedras. Hablamos con organismos, tanto públicos como privados, y a todos les gustó la idea.

Creyeron en nosotros y en nuestro proyecto… y nos lanzamos.

En Teruel, no había casi sitios para exponer, y menos aún para organizar un Festival Internacional, lejos de ser un obstáculo supuso un revulsivo para nosotros, y decidimos sacar la Fotografía lejos de las salas tradicionales, sacar la Fotografía a la calle. Todas las puertas a las que llamamos nos las abrieron de par en par, y las tres únicas salas que tenía la ciudad se convirtieron en veinte. Nada más y nada menos.

Desde el director más formal hasta el personal más cercano nos ofrecieron su ayuda y, lo más importante, su sonrisa.

Los locos de las fotos nos llamaban…

El Festival ha calado hondo en los turolenses, y es lo que más me alegra. Nos paran por la calle continuamente para felicitarnos, para animarnos, para ayudarnos. Poco a poco nos hemos convertido en una referencia en los festivales nacionales y con una pequeña voz en el circuito internacional.

Hemos sido un revulsivo para la ciudad, y hemos traído grandes exposiciones y fotógrafos de primer nivel. Hemos conseguido darle la vuelta a esa estúpida frase que la gente dice cuando sale algo mal “En Teruel tenemos lo que nos merecemos”. Sí, señores, en Teruel nos merecemos este Festival.

Este Festival, que es único en Aragón, ha traído turismo y pernoctaciones, nos ha puesto en el mapa cultural de España y la imagen de Teruel ha sido exportada a España y al extranjero. Estamos en infinidad de blogs, webs, podcasts, televisiones, radios, periódicos, y eso se lo debo agradecer a la increíble acogida y profesionalidad de los periodistas turolenses, que nos han abierto esa ventana al exterior.

Excepciones hay en todo, y ha sido muy duro en ciertos momentos.

Tengo por costumbre atender las críticas constructivas y las tendenciosas echármelas a la espalda. Ya sabéis que cuando hay éxito, por desgracia, hay envidia, y si atiendes a esa gente aburrida y amargada nunca harías nada en la vida ,pero echando la vista atrás casi no recuerdo las malas experiencias.

Eso es lo mejor de todo, lo inmensamente gratificante que para mi y muchos de mis compañeros es el Festival.

Yo ya no estaré al frente, pero sí al lado.

Dejé muchas cosas a un lado para darle prioridad al Festival, perdí oportunidades y proyectos, pero no me arrepiento. Estoy muy orgulloso del trabajo realizado, y es hora de retomar mi camino.

Mis compañeros y compañeras toman el relevo. A ellos les comuniqué antes de que comenzara el Teruel Punto Photo 2013, mi decisión de dejar la dirección del Festival .

Por eso no es un adiós, es sólo un hasta luego. Todos sabéis dónde encontrarme si necesitáis algo.

A ellos, mis compañeros de la Sociedad Fotográfica Turolense, va mi enorme agradecimiento.

A las instituciones y personas que en mayor o menor medida me han allanado el camino.

A todos los fotógrafos que han venido e enriquecer Teruel con sus imágenes.

A los turolenses y visitantes, nacionales y extranjeros, que han visitado nuestras exposiciones y acudido a nuestros cursos y actividades.

Y, en especial, a esas tres personas que más han padecido mis desvelos, nervios y alegrías.

Gracias Maribel, gracias Mara, gracias Leo.

Muchas gracias.