Feliz año nuevoo

Empezar diferente.

Nunca había empezado un año fuera del nido protector de la familia.

Este año nos hemos salido del paraguas hogareño.

Por eso no me molestó en absoluto el fantástico desorden de los globos y sus números. Es más, me gustó.

Todos los años pensamos que algo va a cambiar, el viejo queda atrás y el nuevo viene con fuerza, con ilusión… o eso creemos. Luego se diluye… como el tiempo.

Es bueno creerlo, y mejor aún hacerlo. Los cambios son enriquecedores, te llenan de miedos y de esperanzas. Te hacen sentir inestable y al final te colocan en tu sitio.

He empezado diferente, y me ha gustado.

Feliz año. Feliz vida.