Los violinistas. Golondrinas

Cuando alguien me pregunta porqué me gusta tanto la Fotografía, porqué puedo pegarme horas y horas vagando por las calles sin hablar con nadie, sólo mirando y mirando, muchas veces no sé qué contestar, hay que vivirlo.

No sólo hay que ver, también hay que mirar.

Captar el momento, la magia del instante.

Al compás.